En blanco no se vino el Canario

0
143

Redacción.- Sin ser el equipo que presiona alto y con un deficit en la creación de futbol ofensivo, el Atlético Morelia empató 1 – 1 frente a Venados, en partido jugado en el estadio Carlos Iturralde de Mérida, válido por la Jornada 10 del Torneo Guard1anes 2020 de la Liga Expansión MX.

No fue un partido para presumir. Si hablamos de futbol, faltó mucha imaginación para que la dosis de emoción llegara en alta cuota.

Los equipos corrieron, metieron, pero poco inventaron. Fue Eduardo Pérez el que intentó cosas diferentes para el Morelia y tuvo la recompensa de hacer un gol más en su cuenta particular. El sexto para él, que le permite mantenerse como goleador en solitario de la competencia.

Gael Acosta fue incisivo, pero no determinante. / (Fotos: Club Atlético Morelia).

El juego arrancó con una chance clara para el Morelia, una de las pocas que tuvieron y que no fue bien aprovechada por el paraguayo Gustavo Ramírez, que tuvo un partido generoso, pero que falló en la única posibilidad nítida que tuvo frente al arco rival, aunque hay que decir también que el veterano Navarrete, portero del Mérida, tuvo un gran achique.

Los de Valiño iniciaron bien el juego. Con intención ofensiva y el balón en el campo local, pero ese dominio no se prolongó demasiado. A partir del minuto 15, Mérida empezó a recuperar y administrar mejor el balón. Además de que cerró su defensa con un partido notable del Ex Monarca, Mario Trejo.

Cuando Mérida tenía un poco de tiempo con el balón en su poder, al minuto 23, Jair Díaz, tomó el balón desde el medio campo, avanzó a placer y disparó de media distancia. El balón rebotó en Víctor Milke y el desvío fue imposible de atajar para Miguel Ángel ‘Rifle’ Núñez, quien fue titular en la portería por segundo partido en fila. Alejandro Arana no salió ni a la banca.

Gustavo Ramírez perdonó en una ocasión. / (Fotos: Club Atlético Morelia).

A Morelia le costó volver a generar acciones de peligro. El primer tiempo se esfumó sin generar la sensación de peligro suficiente como para pensar en el empate.

Fue justo al inicio del segundo tiempo cuando despertó la ofensiva de Morelia y fue gracias a una genialidad de Eduardo Pérez, que jaló la pelota con clase entre dos defensores para ser derribado, que se generó la opción del empate, a través de un penalti, anotado por él mismo con un cobro potente.

Tras el empate, el partido no terminó por explotar. Hubo más temores que propuestas y se enfrascaron en un diálogo de ir venir de área a área que no terminó por traducirse en jugadas de peligro.

No obstante, Morelia pudo cantar el gol de la victoria con un disparo (que en realidad era intento de servicio) de Juan de Dios Vega, que se estrelló en el travesaño justo sobre la hora.

Con este resultado, Morelia llegó a 15 puntos para ubicarse en la sexta posición, con un partido pendiente y acumula cinco juegos consecutivos sin derrota. Su próximo compromiso se jugará en el estadio Morelos el martes siguiente (20 de octubre) frente a Mineros de Zacatecas.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments