11 MUERTOS QUE JUGARON EN MONARCAS

0
445

Redacción.- Llegó una de las festividades más tradicionales en México y en Michoacán y aprovechamos para hacer una breve recopilación de 11 ‘muertos’ que en los últimos 20 años se pusieron la casaca de Monarcas Morelia. Algunos llegaron con buen cartel, pero a otros ni en su casa los conocían. Al final de cuentas, pasaron con más pena que gloria por ‘El Equipo de la Fuerza’. ¿A quién agregarías tú?

Santillana vino de paseo a Morelia.

Jorge Santillana / Delantero que tuvo buen paso por Pumas, equipo que lo vio nacer. Con la casaca universitaria marcó 33 goles en 168 partidos. También jugó en Tigres, Monterrey, Cruz Azul y Celaya. Llegó a Monarcas a mediados del 2003, jugó 11 partidos y no festejó ningún gol. Eso sí. Del vestuario salía como Top Model. Era un jugador en decadencia y un fashion en ascendencia cuando vino acá.

Un uruguayo sin gol y sin garra.

Gabriel Álvez / Se le recuerda por su enorme parecido con ‘El Loco’ Abreu. Uruguayo, grandote y de diente prominente, pero a este le faltaba el gol. Jugó con Monarcas en el 2004 bajo la tutela de su compatriota Eduardo Acevedo. Tuvo muchas oportunidades y nunca respondió. Seis meses después se fue.

El hermano de Ramón era muy lento en media cancha.

Nicolás Ramírez / El hermano de Ramón Ramírez brilló en Santos. Incluso vistió la camiseta de la Selección Mexicana. Un jugador con técnica individual, hay que aceptarlo, pero con gran lentitud. Desesperaba al verlo jugar en el medio campo. Pocos recuerdan su paso por acá.

Zepeda llegó sin fuelle a Morelia.

Miguel Zepeda / Miembro de aquella fantástica generación lavolpiana del Atlas. Un extremo de gambeta y gran pegada que tras pasar por Cruz Azul llegó a Morelia en el 2003. Con la casaca rojiamarilla participó en 17 partidos y anotó dos goles. No se le vieron rastros de aquella velocidad y picardía por la banda.

Otro ‘Crack’ que vino de paseo.

Mao Molina / Llegó a ser el mejor jugador de la Copa Libertadores con Independiente de Medellín y precedido de tal fama llegó a Morelia, donde reventó un par de veces el travesaño gracias a su tremenda zurda. Sin embargo, no hizo mucho más en aquel equipo dirigido por Mohamed. Se le recuerda más con una Tutsi Pop en la boca que rompiéndola en la cancha.

Osmar ‘Desaparecido’ le apodaban.

Osmar Aparecido / Aterrizó al lado de Wilson Tiago en el 2005. Ambos fueron traídos por ‘El Tuca’ Ferretti. Osmar comenzó bien el torneo, hizo 3 ó 4 goles, pero después de fallar un penalti frente al América, su nivel se fue en picada y pronto salió del equipo, con el mismo anonimato con el que llegó.

Ni fotos hay de Wanderson en la web.

Marcinho y Wanderson / Corría el 2007 cuando ‘El Tato’ Noriega trajo dos refuerzos brasileños. Allá nadie los conocía, acá pronto se dieron a conocer por malos. Como estos había decenas en la Liga Municipal. No había necesidad de ir tan lejos por ellos.

La caída de Yorley es difícil de olvidar.

Yorley Mena / Pasó a la historia del equipo por aquel tropezón con la pelota en los pies a máxima velocidad. Patarato, sin gol, sin profundidad, sin aporte, sin calidad para jugar en el extranjero. Tuvo que regresar a su natal Colombia.

Se acabó su talento pronto ‘El Vaquerito’.

Luis ‘Vaquerito’ Morales / Fue promesa de Chivas en su momento. Jugador de barrio. Con talento, pero sin fortaleza mental. En Monarcas tenía la oportunidad de reivindicarse, pero le quedó grande la camiseta. Fue su último equipo en Primera División.

Govea, un fiasco al ataque.

Juan José Govea / Llegó precedido por la buena imagen que dejó su compatriota Joao Rojas, pero no tenía ni la milésima parte de su calidad. No desbordaba, no disparaba, mucho menos anotaba.

Del ‘Tano’ poco y nada.

Alejandro Gagliardi / Nunca se supo si era delantero o volante por derecho. Llegó con exceso de peso en su primer torneo y cuando parecía adaptarse, se fue a mitad del segundo torneo. ‘El Gordo’ le apodaron. Demasiado tímido y de bajo perfil para ser argentino.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments