CEDER EL BALÓN PARA FRENAR A RAYADOS

0
345

Redacción.- Para avanzar a la Gran Final, Monarcas debe cederle el balón a Monterrey. La cuestión táctica, por encima de la mental o física, será la piedra angular para que los michoacanos pasen por encima de Rayados.

No se trata de renunciar al ataque. El plan de juego que a Morelia le conviene para dañar a Rayados es regalarles la iniciativa en la posesión del esférico.

Podría pensarse que regalarle al balón a la ofensiva más poderosa de la Liga (35 goles contando 4tos de Final) sería una decisión kamikaze, pero no es así. Por el contrario, cuanto más tiene el balón el equipo de Mohamed, más inoperante es.

Así lo demuestra un reporte estadístico de televisadeportes.com que indica que Monterrey, a lo largo del Apertura 2017, terminó con un promedio general de 43% de posesión de balón en cada partido. Es decir, tuvo menos la pelota que sus oponentes.

De los 17 partidos de fase regular, únicamente hubo dos en los que Rayados no anotó. En la Jornada 1 contra Monarcas (0 – 0) y en la Jornada 10 ante Puebla (0 – 2). En ambos casos, da la casualidad que Monterrey tuvo 55% y 54% de posesión a favor. Tanto Roberto Hernández, como Enrique Meza, supieron contrarrestar el poderoso ataque regio al otorgarles la pelota.

El poderío de Monterrey radica en la velocidad de sus transiciones ofensivas. No requieren de gran elaboración en sus jugadas para posicionarse de cara a la portería enemiga. La dinámica y técnica individual de sus mediocampistas y atacantes, les permiten llegar al área del oponente con cuatro o cinco toques a máxima velocidad. Situación que aprovechan cuando encuentran espacios.

Es por ello, que Morelia debe renunciar a la tenencia del balón. Cederlo a Rayados, esperarlos en propio campo, bien agrupados, con dos líneas bien estructuradas que persigan la recuperación del balón a 35 metros de su portería (no en el área propia), para buscar tomar mal parado al bloque defensivo y hacer daño por las bandas. Será clave en ese rol de partido que Lezcano y Sepúlveda estén tan atinados como en la vuelta contra Toluca.

Atlas ya demostró en el juego de ida de la serie de cuartos de final, que si se le juega muy abierto a Monterrey se le puede hacer daño. Así le generó varias llegadas. El error de Atlas fue dejar tantos espacios, desbocarse al frente sin tapujo. Lo pagaron caro.

La dinámica del medio campo favorece a Monterrey con Jonathan González, Neri Cardozo y Carlos Sánchez. A Morelia quizá le convenga darle juego a Aldo Rocha en lugar de Millar o Valdés, para acompañar a Osuna en la recuperación.

El cuerpo técnico rojiamarillo debe saberlo. Monterrey es más peligroso sin la pelota.

Por ello, hay que cederlo. De forma inteligente. Sin renunciar al ataque.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments