SIN COMPLEJOS, CON HUEVOS… (Y FUTBOL)

0
378

No será fácil, pero al Toluca se le puede ganar. Para ello, Monarcas tendrá que reinventarse, alcanzar el máximo de su potencial y creer en sí mismo. Jugar sin complejos, con huevos y agregarle futbol.

Para nadie es un secreto que se cerró mal el torneo. Ahí están los números y los videos. Pero tampoco es secreto que la liguilla es otra cosa. Otro torneo. Una oportunidad de recomponer. Son series a 180 minutos en las que puede pasar cualquier cosa.

Que Morelia llegue en calidad de víctima a una serie no es ninguna novedad. Es casi una constante. Por tanto y como siempre, el grupo de jugadores tiene que agarrarse de lo que tiene, que es su talento, su mentalidad, su hambre de dejar su nombre grabado en la historia del club, de jugarsela al máximo con su cuerpo técnico y de su familia. Son los pilares que envuelven la motivación del equipo en esta instancia.

Monarcas y Toluca son dos equipos similares que apenas hace seis meses se batieron también en cuartos de final. Aquella ocasión la mejor posición en la tabla le dio el pase a semifinales al Morelia, que ya no gozará de tal beneficio.

Para avanzar, Morelia tendrá que ganar en el global y para ello, hay temas prioritarios a resolver, como recuperar la seguridad en la zaga y la creación en ofensiva. El equipo de Roberto Hernández ha carecido de ambas virtudes colectivas en las jornadas  más recientes y si no se recuperan ambos factores, no se podrá competir ante los Diablos Rojos, que llegan con un sorpresivo liderato general de la mano de Cristante, a quienes muchos seguidores escarlatas ponían en duda tras aquella eliminación ante Morelia.

Dice Gerardo Rodríguez, autor del gol que puso en la liguilla a Monarcas, que Toluca “tiene la obligación de pasarle por encima al Morelia”. Comenzó el juego psicológico, que los mexiquenses sientan la presión de ser favoritos y empiezen a cargar con la mochila del superliderato.

Morelia sabe jugar en el papel de víctima y apela a que en la cancha las condiciones se emparejen. Cara a cara, plantel por plantel, las condiciones están para que sea muy pareja. A Monarcas le duele la ausencia de Rodrigo Millar, su cerebro en medio campo. Desde que no está, las ideas para hilvanar juego elaborado se han vuelto confusas y ello lo recienten los atacantes, con pocas opciones ante puerta contraria.

Toluca basa su éxito en la solvencia defensiva, con 13 goles permitidos, fueron la segunda mejor defensa de la Liga en la fase regular. Su ataque no es aplanador, pero cuenta con variantes que le permitieron anotar al menos un gol en 15 de las 17 fechas del calendario.

Sobra decir que en Toluca tienen deudas consigo mismo, con su afición y con su directiva porque en el año del Centenario no pudieron darles un título. Monarcas tiene que contar con que se enfrentará a un rival motivado y dolido por lo sucedido hace seis meses.

Morelia debe de salir a no recular, a ser atrevido, a perder el miedo, a derrumbar los complejos, a ponerle huevos y a jugar futbol, a jugar mucho futbol.

Solo así podrá contra el Diablo vestido de líder.

Por: Marco Malvido

(Foto: Alan Ortega)

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments