Quisiera que Morelia acepte que es un equipo chico y juegue como tal

0
387

Es complicado aceptar cuando tu equipo tiene ciertas carencias, casi siempre por el romanticismo al pensar en los colores con los que crecimos, pero así son las cosas.

Me gustaría que Monarcas Morelia asuma el rol del débil, de la víctima, del equipo que ya tiene las de perder antes de perder.

¿Por qué? Es muy sencillo explicarlo, pero hay que ejemplificarlo para dejar claro que el trabajar así, funciona.

Era el año 2001 y “El Niño” Torres debutaba en la Segunda División española con el Atlético de Madrid. Eran años malos para los colchoneros y poco a poco con la llegada de técnicos con actitud fueron recuperando su identidad. Uno de esos técnicos fue Simeone, que desde que llegó al equipo dejó algo claro “Aquí no somos los mejores, pero sí somos los que más corren” algo que suena sencillo, pero en realidad no lo es.

A partir de implementar esa filosofía, el Atlético de Madrid se convirtió en el equipo que más corría en toda Europa, algo que se vio reflejado en resultados. A día de hoy lo único que le falta ganar a Simeone es la Champions League, a la que ya llegó a dos finales perdiéndolas en la raya, muriéndose en la cancha, dándolo todo.

Eso quisiera ver cada vez que voy al Morelos o enciendo la televisión para ver a Monarcas, un equipo que sea el que más corre en todo el continente, un equipo que tiene una garra tal, que los equipos rivales tengan que jugar a uno o dos toques si no es prácticamente seguro que pierden el balón, un equipo que vaya con todo a cada balón, que defiende a su técnico sobre el césped, un equipo que sigue corriendo pasado el minuto 90, una comunión entre jugadores tal que el equipo pueda tener bajas y aún así seguir haciendo futbol asociación y no, varias individualidades al mismo tiempo en la cancha.

Para que esto se logre tiene que haber una identificación con el equipo, entender que se tiene que ser profesional fuera y dentro de la cancha. No quiero ver más futbolistas que incluso siendo extremos, no corren. Es ridículo, su principal función es desbordar y abrir la cancha y no lo hacen. No quiero más delanteros que no entienden que no entienden que hay momentos donde tendrán que defender, no quiero más “estrellas” que no entiendan que a veces tendrán que estar en banca por el bien del equipo.

Ojalá pronto se encuentre un estilo de juego para el Morelia, se identifiquen con él tanto jugadores y afición y eso nos lleve a “La Segunda”.

(Texto por: Félix Recillas Casillas)

 

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments