COLUMNA: – El lado oscuro de – Lo positivo del paro futbolístico

0
538

A ver, primero que nada dejar claro que yo más que nadie quiero que regrese el fútbol, porque más allá de que me dedique a esto, disfruto semana con semana ir al estadio y ver el resto de partidos por televisión.

El fútbol es algo más que un programa televisivo que dura dos horas y eso aplica para bien y para mal. Dentro de todo este tiempo libre que tengo el privilegio de gozar me puse a revisar historias, entrevistas, libros sobre el deporte rey, para refrescar un poco la memoria. Me encontré una entrevista del ‘Temo’, el mejor ’10’ que ha tenido la Selección Mexicana y en ésta el ahora gobernador de Morelos comentaba que únicamente le dijo no a la selección en una ocasión, para una Copa Oro porque estaba ‘sobrecargado’.

Vaya, un jugador de élite sobrecargado… Suena ridículo cuando le decimos al futbolista ‘Lo único que tienes que hacer es patear la pelota’ y que, más allá de ser una falacia hay varias cuestiones en las que no nos hemos puesto a pensar. Primero que nada, el dinero no da la felicidad y quizás es algo que vendría de sobra aclarar pero ¿Quién no conoce al aficionado ‘reventador’ que le exige tener resultados solo porque ganan grandes cantidades de dinero? Honestamente creo que no siempre van de la mano el realizar tu trabajo de manera efectiva con el buen salario que puedes percibir. Hay gente a la cual le pagan por barrer y lo hace mal o incluso hay muchos oficinistas que hacen bien su trabajo y no ganan como deberían, entonces el argumento de que un futbolista siempre debe acertar por el hecho de ganar mucho dinero, es falaz.

Volviendo con lo de Blanco ¿De qué puede estar sobrecargado? La respuesta es evidente, de ser futbolista y lo que esto representa. Para nada estoy diciendo que el jugador de fútbol sufra, no nos confundamos. Pero es una realidad que los jugadores de élite ya sea mundial o en la realidad mexicana viven diferente al resto. Alguien como Cuauhtémoc entrenaba de junio a diciembre, pasaba quince días con su familia (Días donde también se tenía que cuidar) y de nuevo a entrenar de enero a mayo para pasar todo junio con la Selección Mexicana.

Prácticamente sin vacaciones… como el mexicano promedio. Y acá les pregunto ¿A quién no le gustaría tomarse un mes de vacaciones como cuando íbamos en la primaria? Suena como un sueño muy lejano, lo mismo pasa con los futbolistas. Están saturados por tantos partidos en clubes, selecciones, comerciales y si bien tienen una vida llena de privilegios no dejan de ser humanos con problemas, presión y deseos.

Algo positivo de este paron sí o sí tiene que ser la liberación de los futbolistas, el descanso, el tiempo con familia y aun con todo eso, esa no es la mejor parte.

La mejor parte de la pausa dentro del fútbol mundial es que el aficionado hoy por hoy tiene la oportunidad de reflexionar la importancia que tiene dentro de este deporte ¿Por qué? Porque la liga está por entregarnos un producto mediocre, sin chiste y forzado. Y no se trata de que me guste o no la eLiga Mx, se trata de que es un evento casi improvisado con tal de entregarle algo al aficionado. Y no nos entregarán algo con el afán de hacernos valer o reconocernos como parte del gremio. No, acá el chiste es cobrar y esa es nuestra importancia como aficionados al fútbol. Que sin nosotros, se les cae el teatro. Tienen menos de un mes sin el dinero de la afición y se ve que las paredes son frágiles y aún con eso, nos faltan al respeto porque ¿Cuántas veces los dirigente se han sentado a dialogar con el aficionado qué es lo que quieren? La respuesta siempre será la misma, un producto de calidad.

Y te rompe las pelotas cuando van y eliminan el descenso con excusas que ni un niño de primaria diría. El día que los dirigentes respeten a la afición, tendremos un producto de calidad y ese día podremos soñar con un mejor fútbol mexicano y con aspiraciones diferentes cada cuatro años.

(Texto por: El Señor La Porta).

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments