Noche de muertos compartida en la Monumental de Morelia

0
178

Entre cempasúchil y en hombros, Diego Silveti y Luis David Adame, al cortar dos orejas cada uno.

Redacción.- Una noche de ensueño se vivió este 2 de noviembre en la tradicional corrida de noche de muertos en la Monumental de Morelia. Diego Silveti y Luis Adame se hicieron lucir en el ruedo al sacar sus mejores combinaciones y hacer participe en todo momento a los toros que respectivamente tenían para la lidia, consiguiendo de esta manera dos orejas cada uno los cual los hizo salir en brazos.

Octavio García, ‘El Payo’, dio inicio a la gran fiesta taurina del 2 de noviembre, lidiando con toro de la ganadería Mimiahuapan. Los recortes simples fueron el enfoque principal del matador para embravecer al bólido, al cual no pudo darle muerte, con una estocada tendida al costado derecho del toro, quién recibió el primer aviso por parte del juez para terminar su tercio de muerte, haciendo uso del descabello.

Noche de arte en la Monumental de Morelia. / (Fotos: Ociel Orozco).

Diego Silveti tomó su lugar en el ruedo al lidiar con ‘Asaña’, toro de la misma ganadería, el matador tuvo que hacer partícipe al bravo para poder lucir en su primera faena de la noche, quién de igual forma erró su primera estocada y acertando la segunda. Silveti lució un pase por atrás en la orilla de la barrera haciendo buscar los ‘oles’ del público.

Luis David Adame tuvo su primera participación en una corrida del 2 de noviembre, con un bovino con mayor acecho y bravura, el matador quito al caballo con zapotines y entregó un espectáculo en su primer tercio, de igual forma abanderillo al toro, cosa que pocos matadores realizan, siendo ovacionado por el público de la Monumental. Adame brilló en el ruedo, acompañado de su capote, luciendo las saltirreras, las tafalleras y las chicuelinas.

La Fiesta volvió a la Monumental de Morelia. / (Fotos: Ociel Orozco).

Es el primes festival taurino mayor que se realiza desde el inicio de la pandemia, en el 2020, habiendo festividades de novillos los cuales no llamaban mucho la atención.

(Texto y fotos: Ociel Orozco).

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments