Papelón. Con partido suspendido, Atlético Morelia es eliminado en casa frente a la Jaiba.

0
229

Redacción.- El partido fue suspendido por gritos homofóbicos e intento de invasión al campo de juego por parte de la afición michoacana.

En el inicio del partido, Tampico se puso en ventaja al minuto 5. Desde tiro de esquina, Alejandro Robles remató de cabeza en el área chica para poner en ventaja a la Jaiba.

Al minuto 16 Gael Acosta recibió un balón en los linderos del área, haciendo la apertura que terminó en botines de Ulises Zurita que sacó un disparo a primer poste bien contenido por el guardameta Marco Millán.

Sin emociones constantes, la segunda llegada de peligro llegó tras una combinación de Ulises Zurita con Sergio Vergara por la banda derecha. El esférico llegó a destino de Martín Barragán quien sacó un disparo con pierna zurda que pasó pegado al palo derecho de la meta tamaulipeca.

Al 42’ Carlos Guzmán quedó cerca de empatar el marcador con un golazo. Tras una apertura de Gael Acosta, el lateral michoacano remató con dirección de portería desde la banda para la aparición de Millán mandando la pelota al córner.

Para el segundo tiempo, Ricardo Valiño mandó a la cancha a Javier Ibarra para buscar la posesión, rubro que dominó y la primera llegada apareció en los primeros diez minutos. Martín Barragán encontró con la testa un centro desde la banda izquierda, sin embargo su remate salió justo en la ubicación de Millán.

Dos minutos después el cuadro purépecha avisó de nueva cuenta después de una pared entre Barragán y Jesús Ramírez, dejando a este último de frente al marco, sin embargo su remate salió muy desviado.

Tras un tiro de esquina en favor del cuadro purépecha, vino el contragolpe para la visita, Aldo López llevó el balón desde banda derecha y hacer una combinación en el vértice del área, la pelota llegó a botines de Luis Loroña quien sin portero empujó para poner el 2-0.

Sergio Vergara tuvo aún una pelota de gol al 35’ de la segunda mitad desde el borde del área con un disparo a primer poste bien atajado por Marco Millán.

Al minuto 40 de la segunda mitad, empezó el descontento de la afición, haciendo aparición los gritos homofóbicos hacia el portero rival y un sector de la afición intentando ingresar por la fuerza al terreno de juego.

Tras esto, el árbitro central decidió por dar terminado el encuentro.

Por: Humberto Torres / (@HumbertoTorresV).

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments