Se perdió una final; se ganó un mágico resurgimiento

1
343

Redacción.- Se perdió una final. Pero se ganó un resurgimiento. El Atlético Morelia no pudo ante un Tepatitlán letal. Pero no duele tanto. Este subcampeonato sabe a regreso. No a derrota. Al final no se pierde un Ascenso. Por el contrario, se gana el reencuentro de una pasión.

El de hoy en el estadio Morelos fue un duelo con sabor a final. De entrada a fin. Un Morelia volcado al frente y un Tepatitlán, con temple, capaz de resistir todo. En el partido hubo ritmo e intensidad. Y una afición que se llevó la Copa. Si alguien hoy salió ganadora fue la afición. La tribuna cantó y vibró al unísono. Morelia, como ciudad y su gente, demostraron y ratificaron que son de Primera.

En la cancha, el equipo de Valiño salió como tenía que salir. Con todo hacia el frente. Con fuerza, coraje y huevos. Nada para reprochar. Al cien en lo físico. Generosos en el esfuerzo. Y capaces de dar la voltereta a un inicio torcido. Tan torcido como el remate de Diego Jiménez, quien mano a mano frente al ‘Guddy’ Sánchez, la mandó por un costado, cuando todo estaba 0 – 0.

De Tepatitlán hay que reconocer que nunca se hicieron menos. Los de Paco Ramírez tuvieron la personalidad suficiente para salir campeones del Morelos y lo demostraron desde la acción del primer gol. Víctor Mañón sabía de lo que se trataba y cuando nadie lo esperaba, desde las afueras del área, sacó un bombazo que se clavó cerca del ángulo. Imposible para Arana, que voló sin recompensa.

El gol, lejos de ser un balde de agua fría para los ‘Canarios’, fue un motor impulsor, que hizo sacar a Morelia lo mejor de sí. De inmediato llegó el empate. Gael Acosta, un jugador que jamás defraudó, se elevó en el área para meter un frentazo al fondo de la red. UN golazo tras un gran centro de Juan de Dios Vega. El Morelos explotó.

La gente impulsó a su equipo. Tanto que Tepatitlán se nubló en el resto del primer tiempo. Y Morelia lo dio vuelta. Insistió tanto, hasta que Ulises Zurita sirvió de forma inteligente por derecha, para la llegada de Digo Jiménez, quien cacheteó con clase la pelota para el 2 – 1, justo antes del descanso.

Para el segundo tiempo, la igualada en el global demandaba personalidad y perfección para determinar al campeón. Y esa personalidad la tuvo ‘El Gordo’ Márquez. Que jugó infiltrado y aguantó de todo, el estadio Morelos le gritó ‘Puerco, Puerco’ ¿Y qué hizo ‘El Gordo’? Una jugada de crack en el área para resolver el partido.

Aunque ahí colaboró el árbitro. Daniel Quintero tuvo que haber expulsado a Luis Márquez, quien cometió dos infracciones idénticas sobre Gael Acosta, con entradas por la espalda en ambas. La diferencia fue que la primera el árbitro juzgó como amarilla y en la segunda ya no. ‘El Gordo’ jugó de gratis la última media hora y Morelia pagó caro la negligencia arbitral.

Pero también pagó caro sus propias fallas el ‘Canario’. Sobre todo frente a la portería rival. Pérez. Milke. Con el pie. Con la cabeza. Fallaron igual a boca de jarro. Y ahí el Atlético Morelia dejó ir la final.

Cuando el partido estaba para cualquiera. Apareció el jugador más valiente de la final. ‘El Gordo’ Márquez, con un recorte magistral en el área, recibió el contacto mínimo de Víctor Milke y el juez señaló un penalti que el miemo ‘Gordo’ canjeó por el gol del título para el Tepatitlán FC.

Se fue la Copa. Se fue. No hubo Vuelta Olímpica. Pero tampoco una tristeza generalizada, tampoco. Se perdió, una final, pero se ganó un mágico reencuentro con la afición, esa que ayer, hoy y siempre, es de PRIMERA.

Suscribirte
Notificar a
guest
1 Comment
antigüos
nuevos mas votados
Inline Feedbacks
View all comments
LIBRADO MARCOS DOMINGUEZ BLANCO
LIBRADO MARCOS DOMINGUEZ BLANCO
5 meses atrás

si, claro. . . . muy buena redacción, . . me gusta!!!, . . UN FAVOR. denle vacaciones al “NIÑO” Eder, . . . (no aporta nada bueno). . . Es alguien muy parecido al periodista Zaavedra . . . en 1972 nos hizo mucho daño. Don Augusto Kerr se separó como cronista, y entró al relevo el Sr Gonzalez Adata. . . . este niño EdER , . . no sabe. POOOOR FAVOR!!! . . .. lo digo YO que se de futbol desde 1962 siguiendo al Morelia.