Bienvenido el vértigo

0
427

Redacción.- Se puede criticar que a Morelia le sacaron un triunfo que tenía en la bolsa y que se replicaron errores del pasado. Pero tras el empate a dos goles frente a Pumas en Ciudad Universitaria, algo quedó claro, el equipo de Torrente jugará a puro vértigo.

El gol más rápido del torneo ha sido el que anotó Gastón Lezcano, que se comió a Luis Suárez para romper cintura del defensa y definir a segundo poste después.

Una jugada a toda velocidad, que refleja la principal idea de Torrente absorbida por los jugadores. “Vamos a correr más”, había anticipado Osuna en la previa.

Así, con una intensidad sumamente generosa y notable, si se toma en cuenta el escenario, Monarcas puso contra las cuerdas a Pumas, pero no lo noqueó.

Sandoval falló un penalti. Osuna convirtió otro y cuando bastaba un soplido para noquear a Pumas, Sansores no la metió.

Después a sufrir. A correr para atrás.

Sosa no contuvo el bote bravo de un disparo de Iturbe y Mora aprovechó el desconcierto absoluto para empatarlo.

Sobre el final cualquiera pudo ganarlo porque el partido se hizo de un lado para el otro, con un Morelia al que le faltó orden, pero nunca vértigo.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments