Osuna y el arte de reinventarse o la necesidad de experimentar

0
2365

Redacción.- La irrupción de Mario Osuna como delantero debe de ser uno de los movimientos tácticos más atrevidos en los últimos tiempos en el futbol mexicano. ¿Experimento, necesidad, o el arte de reinventarse? O, quizá una mezcla de las tres anteriores.

Las circunstancias llevaron a Pablo Guede a improvisar. Hay muchos defensas, pero pocos delanteros en el plantel. Habilitar a Osuna fue una cuestión de necesidad, combinada con el arte de reinventar conceptos, jugadores, redescubrir capacidades, intuir potenciales.

Osuna ha generado peligro como atacante. / (Fotos: El Señor La Porta).

Guede no es ningún loco. Sabe bien lo que hace. Por algo decidió experimentar con Osuna, un medio centro defensivo, cuya mayor virtud ofensiva a lo largo de su carrera, ha sido su disparo de media y larga distancia, mismo que dicho sea de paso nunca ha explotado en Monarcas, como sí lo hizo en Querétaro, su antiguo club.

Guede advirtió en Osuna mucha idea futbolística. Imaginación, dinámica y sacrificio. Factores que le han colocado como delantero nominal en los dos partidos anteriores, partiendo como un socio con movilidad de Aristeguieta.

‘El Mono’ ha demostrado en ambos encuentros que siente la posición. Más allá de que no la domine. Se las ha ingeniado para generarse ocasiones de gol tanto contra Xolos, como ante Pumas, donde hizo un golazo (anulado por un correcto fuera de lugar).

Acá el gol que anotó y le anuló el VAR. / (Fotos: El Señor La Porta).

A Osuna se le ve intenso en la movilidad sin balón – aunque a veces desubicado – no deja de explorar callejones entre los defensores para presentarse como una opción al frente. Ante Xolos se cansó de desmarcarse en el primer tiempo y aunque echó por encima un remate de zurda, también tuvo la virtud de ponerle medio gol a Aristeguieta, en una jugada en la que ‘El Vikingo’ no definió porque se fue al césped.

Contra Pumas tardó en encontrar posición. No la tocó en los primeros 20 minutos, pero después estuvo activo de forma permanente. Incluso permaneció en el campo más tiempo que el propio Aristeguieta y casi hace un golazo de zurda a la media vuelta cuando el primer tiempo se extinguía.

No se sabe cuantos partidos más en su carrera vaya a jugar Osuna como delantero. Seguramente lo hará durante todo lo que resta del torneo. Así se vislumbra. Quizá este pasaje sea recordado solo como una anécdota dentro de unos años, o quizá se trate del inicio de un futuro fijo en esa posición. El futbol da muchas vueltas.

¿Un pasaje anecdótico como delantero o el inicio de una nueva posición? / (Fotos: El Señor La Porta).

Vaya reto le pasa el futbol a este futbolista, que tendrá que demostrar ser capaz de dominar el complejo arte de reinventarse como jugador. Esa es la misión, dejar de ser un mediocentro defensivo para ser sino goleador, por lo menos un generador de peligro al frente.

Y ahí va ‘El Mono’. En busca de esa transformación que nos sorprende a todos. Y que Guede respalda para atacar las necesidades con los recursos que hay.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments