No los den por muertos

0
321

Redacción.- Atlético Morelia ya está en liguilla. Muchos lo descartaban, pero en una tanda de penaltis a drama puro, el equipo de Pereyra se hizo fuerte de la mano de su gente, dejó en el camino a Alebrijes y ahora se medirá ante los Cimarrones del ‘Comandante’ Hernández, en una serie que entusiasma desde ya.

Fue una noche intensa desde el principio. Desde la llegada de Raúl Ruidíaz que agitaba a la afición, que se tomó fotos con él y le recibió como el último gran ídolo desde la tribuna.

También Pereyra agitó la alineación. Dejó a Pérez y a Vergara en la banca, para alinear con Santiago Ramírez en la portería; defensa con Milke, ‘Zully’, Trejo y ‘Tako’; en el medio campo Andrade, Ruiz, uno delante del otro; Uchuari por izquierda y Gamboa por derecha; adelante, ‘La Cobra’ y un Diego Pineda que fue la sorpresa del once.

Arrancó el partido y Alebrijes puso a temblar la portería de Ramírez con un ‘balazo’ al horizontal. Ya desde ahí se sabía que no sería nada sencillo para el ‘Canario’, que fue capaz de convocar a 7.400 personas en su campo, en un viernes en el que varios históricos además de Ruidíaz estuvieron presentes, como ‘Claudinho’ Omar Trujillo, Heriberto Ramón Morales, Carlos Bustos, entre otros exrojiamarillos, que se hicieron uno con el equipo en una tarde, donde la gente lo sufrió y gozó, sin importar que no haya ascenso, eso quedó totalmente de lado.

Mendoza se tiró un gran partido al ataque. / (Fotos: Juan Carlos López).

Se le veía al ‘Calaco’ Villanueva sufrir en plateas y a Higuera vivirlo apasionadamente en un palco en plena orilla de platea oriente. Y qué decir de Pereyra. ‘El Místico’ sufrió como pocos desde el área técnica. Con mucha pasión y de manera incómoda, viendo que a su equipo le costaba un montón.

De a poco en el primer tiempo Morelia se acomodó y se encontró con su gol hasta cierto punto, pronto. Era el minuto 9 cuando Mario Trejo tiró una pelota llena de intención y veneno al área. Ahí la bajó muy bien Diego Pineda, quien no se puso nervioso y la acomodó para ‘La Cobra’, quien llegó de frente para cruzar un zurdazo que se iba para afuera, de no ser por la inoportuna intervención de Miguel Arreola, quien en su afán por sacar la pelota, la mandó a la red. Autogol generado por una jugada llena de idea de los que intervinieron del lado ‘canario’.

A partir del gol en contra, Alebrijes se agrupó, no se desesperó y tuvo mayor posesión de balón que un Morelia, que buscó el contragolpe como vía de respuesta, sin lograr tener uno que finiquitara el tema.

Los de Oaxaca tenían el balón, pero sin generar peligro, hasta que armaron tremendo jugadón. Minuto 53. Participaron Arreola, Cañozalez, ‘El Chupi’ y Tamay, que definió con un balazo casi al ángulo que el mismo ‘Bofo’ Bautista hubiera firmado en sus mejores tiempos como delantero del Morelia. Dos ‘ex canarios’ participaron del gol del empate. Asistencia de González. Golazo de Tamay, aquel que tuvo que ser ‘sacrificado’ del Morelia por un error administrativo del ‘Pato’ Arana.

Alebrijes encontró una igualada merecida por el premio a su orden. La imagen de Jorge Manrique en pleno diálogo e intercambio de ideas con sus dos auxiliares; Arturo Alvarado y Carlos Ramos, queda guardada como el reflejo de lo digno que fue el accionar de la visita, que llevó al Morelia hasta la definición de los penaltis, a pesar del ‘fierrazo’ de Juan de Dios Gamboa, que puso a temblar el vertical.

Con nervio y todo, se llegó la definición desde los once pasos. Fue el momento de Santiago Ramírez. Monumental en la atajada del penalti a Hedgardo Marín; el ‘ex Chiva’ no pudo con el portero en el segundo disparo de los oaxaqueños. Poco duró el gusto, porque en la siguiente ejecución, Diego Pineda falló ante la buena atajada del portero Paz. Todo equilibrado tras dos disparos. Una falla por bando.

Después… León la metió para Alebrijes. Andrade lo clavó para el Morelia. Gómez volvió a meter para Alebrijes. ‘Lucho’ lo volvió a hacer para el Canario. Entonces llegó Ernesto Reyes y en el último penalti de Alebrijes, TAC, la reventó en el travesaño.

Fue ‘El Zully’, con toda la calma y presencia que le da su experiencia, el encargado de meter el penalti definitivo, el que después de tanto sufrimiento, dejó por fin al Atlético Morelia en la liguilla, en cuartos de final, ante Cimarrones, donde el mensaje es claro:

“No los den por muertos”.

(Por: Marco Malvido / @MarcoMalvido).

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments