VOLTERETA INVERTIDA Y A SEMIFINALES

0
415

Redacción.- Seis años después Monarcas vuelve a una semifinal. Morelia revirtió la voltereta del Nemesio Diez en la ida y avanzó tras derrotar 2 – 1 a Toluca. El global fue de 3 – 3, pero la posición en la tabla puso a los rojiamarillos en la antesala de la final.

El partido empezó tan trepidante como terminó el juego de ida. Tres goles en 15 minutos. Una locura con sabor a liguilla.

Algunos jugadores de Monarcas fueron presa de los nervios en los primeros minutos y esos nervios fueron costosos. Carlos Guzmán falló un pase de trámite en media cancha que terminó en el gol de vestidor en contra.

Toluca encontró una forma de hacer daño. Con balones filtrados aéreos. A espaldas de los centrales. Aprovecharon que la defensa moreliana estaba mal parada tras el pase equivocado de Guzmán y Esquivel, michoacano para que duela más, le metió un pase precioso a Uribe, cuya definición fue más linda aún. Control y disparo con parte externa a segundo poste de Uribe. Puc. Pac. Señor golazo para quitar el frío a la afición que casi llena el Morelos.

Entonces vino la voltereta, no tan veloz como la que metió Toluca en la ida, pero pronta, sí. En la jugada posterior al gol escarlata, la pelota le llegó por derecha a Sepúlveda, quien metió un centro medido al corazón del área, donde Ruidíaz saltó como ‘Pulga’ entre los dos grandotes centrales de los Diablos para martillar el empate. No habían pasado ni cinco minutos.

Ruidíaz hizo dos goles en la eliminatoria.

Monarcas siguió con la inercia y al minuto 15 en una jugada llena de polémica Sepúlveda metió el gol de su vida. Una chilena que terminó en la red, precedida de un presunto fuera de lugar. Un GOLAZO que valió el boleto.

Sepúlveda lo festejó con la Locura 81.

Las emociones no cesaron y Toluca volvió a hacer daño con esas pelotas filtradas por arriba. Le ganaron la espalda de nuevo a Morelia y Uribe tuvo el segundo, venció a Sosa, pero Carlos Guzmán la sacó sobre la línea. Era muy temprano, apenas el minuto 22, pero ahí lapidaron las aspiraciones escarlatas.

El resto del partido fue tenso. Morelia, a diferencia de la ida, defendió el gol sin renunciar al ataque. Toluca adelantó líneas, pero no volvió a ser peligroso. Monarcas no volvió a anotar porque los jugadores de arriba no estuvieron finos en detalles como la recepción o el pase previo al gol.

En el complemento, Toluca fue peligroso cuando entró Sambueza, pero Achilier y Rodríguez se fajaron en la zaga central.

Achilier estuvo insuperable en la zaga.

El nervio se estiró hasta el silbatazo final. Cinco minutos agregó el árbitro y el fantasma de lo que pasó el miércoles merodeó el Morelos, pero esta vez no se apareció el Diablo. Monarcas se fajó en serio y amarró el empate global.

¿Quién iba a decirlo?

Monarcas vuelve a una semifinal por tener mejor posición en la tabla que Toluca, algo que sólo fue posible por aquel penalti que Sosa le tapó sobre la hora a Barrientos en la jornada 15.

Y el Invierno se acerca.

(FOTOS: Sergei Román)

 

 

 

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments