sábado, julio 13, 2024
Google search engine
HomeSin categoríaLA NOCHE DE SANSORES

LA NOCHE DE SANSORES

Redacción.- El futbol le debía una noche a Miguel Sansores y la tuvo hoy. Con final agridulce. Porque salió lesionado. Pero también salió como figura del triunfo sobre Cimarrones (2 – 0) al hacer doblete y estar cerca de anotar otro par.

Fueron 25 minutos fulgurantes. De dominio total. Asfixiante. Absoluta. Por parte Monarcas, que con seis canteranos le hacía frente a su debut copero.

Los chicos Bryan Álvarez (lateral derecho), Diego Rangel (Defensa central), Roberto Meraz (Medio), Salvador Reyes (volante izquierdo), Fernando Ortiz (Delantero) y Miguel Sansores (delantero), salieron acompañados por los experimentados Yair Urbina (Portero), Eduardo Chávez (lateral izquierdo), Gabriel Achilier (Defensa Central), Juan Pablo Rodríguez (contención) y Eduardo Zárate, quienes completaron el once alternativo enviado por Roberto Hernández.

Del otro lado aparecía Víctor Guajardo, canterano de Monarcas, como el único rostro conocido de Cimarrones.

Morelia aprovechó el mayor bagaje de algunos de sus jugadores como Urbina, Achilier y Rodríguez para brindar seguridad a los chicos, que en casos muy particulares, brillaron, como Reyes, picante por izquierda, capaz de brindar dos asistencias (en el primero y tercer gol), además de Sansores, un caso muy particular.

Si algún jugador ha sido cuestionado en los últimos torneos por la afición, ese ha sido el yucateco Sansores. Un delantero nacido en Mérida, que suma más de diez años en la institución, quien aún no ha podido explotar como goleador.

Ya su apellido había figurado en la primera jornada de Liga. Fue a Sansores, a quien empujó César Montes para que se decretase el penalti que Osuna cambió por el punto extraído del estadio BBVA.

El futbol le debía una noche. O visto desde otra perspectiva. Él le debía una noche al futbol.

Y hoy quedó saldada la cuenta. Dos goles. Protagonismo puro. Mística copera.

El primero de vestidor. Habían transcurrido apenas dos minutos cuando se lanzó en el área chica para rematar de cabeza un centro preciso de Salvador Reyes. El cabezazo salió justo a la posición del portero Espinoza, quien no pudo detener el festejo del yucateco, quien se llevó el balón a la región abdominal, en el clásico sinónimo de que un bebé viene a casa.

Sansores estaba encendido y seis minutos después anotó su doblete. En jugada de táctica fija, ‘Chato’ Rodríguez centró al vértice del área, Fernando Ortíz recentró y Sansores, en un remate ciertamente espectacular, vulneró por la misma vía, cabezazo a la red.

Poco después, el yucateco tuvo dos opciones para gestionar su ‘Hat Trick’, pero en la primera, un remate ‘de inglesita’ pegó por la parte exterior de la red y en la segunda, Espinoza le tapó un remate.

Noche dulce para Miguel, quien quiere endulzar su relación con los fans a través de goles. Sin embargo, una lesión, al parecer de carácter muscular, le obligó a salir del campo antes de terminar el primer tiempo. El juvenil Oliver Norato entró en el lugar vacante por la figura de la cancha.

En el segundo tiempo, José Chávez, quien apenas tenía un minuto en la cancha, mandó al fondo de la portería el balón apenas en su primer contacto con él. Su remate -realizado con la cabeza y hombro- fue gracias a otra joya de centro de Salvador Reyes.

Morelia debutó con goliza a favor en la Copa, en la noche de Sansores. La primera toda suya.

 

RELATED ARTICLES
Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

piñon453 on Michoacanos en Liga MX
Marco Malvido on Michoacanos en Liga MX
piñon453 on Michoacanos en Liga MX
Roberto Rodríguez on Canarios que podrían volver
LIBRADO MARCOS DOMINGUEZ BLANCO on Se perdió una final; se ganó un mágico resurgimiento
Guillermo Molina Enríquez on Y la historia continúa…
Luis Aguilar Gutierrez on Nacen posibles redes del Atlético Morelia
Luis Aguilar Gutierrez on Lo que se sabe del nuevo Atlético Morelia
Hugo César Chávez on Se va Álvaro Dávila de Monarcas