“A Aldo Leao le ponías un cono y lo hacía jugar bien”: ‘Recodo’ Valdez

0
3616

Redacción.- ‘El Recodo’ era un exquisito del medio campo, pero él mismo reconoce que lo de Aldo Leao Ramírez era otra cosa. “Yo me encargaba de dársela lo más redonda posible”, nos relata el sinaloense, quien recordó su paso por Monarcas en nuestro programa.

Su llegada a Morelia no estaba planeada. Él no quería salir a Jaguares, rememora al trasladarse a aquel 2012 en el que llega a la capital michoacana por primera vez. “Fue algo raro. Algo extraño. Yo estaba por viajar para presentarme con Jaguares, que íbamos a hacer la pretemporada a Ixtapan de la Sal. Yo venía de carretera de Mazatlán con mi familia. En algún punto me marca Heriberto Ramón Morales (Director Deportivo de Monarcas), diciéndome que me tenía presentar a Morelia, en ese tiempo ambos equipos eran de Azteca y yo sacado de onda, no tenía representante, no tenía a quien llamarle, hablé con la gente de Jaguares, y me lo confirman. Yo no quería salir de Jaguares, esa es la realidad, tenía muy buen trato, yo fui feliz en Chiapas y fue la etapa donde más disfruté jugar al futbol, pero no hubo vuelta de hoja. Fue muy rara mi llegada a Morelia. Ni siquiera sabia cómo llegar al estadio, medio a los tumbos, con el favor de Marvin Cabrera, que pasó por mí, llegué al estadio”.

Valdez la rompió con Monarcas.

Llegó a un equipo de Monarcas que jugaba por nota y así lo recuerda: “El ganarte un puesto era complicadísimo, después lo demás fue muy fácil porque cualquier compañero que tuvieras al lado, te la hacía muy fácil. Imagínate tener a Aldo Leao Ramírez a un lado. Que en el caso de Aldo, a él le pones un cono a un lado y te lo hace jugar bien. Es lo que yo hacía, solamente cuando me daba el balón, regresárselo lo más redondo posible, porque él se encargaba de hacer o iniciar todos los ataques. En ese tiempo también andaban muy bien los Lugo (Gerardo y Rara Márquez) y Miguel Sabah. Lo que fue complicado fue ganarme un puesto. Hasta la Jornada 6 me tocó iniciar y a partir de ahí ya no salí nunca más. La competencia directa era con Kalu Gastelum, un gran jugador”.

“El momento mas alegre fue cuando levantamos la Copa. Un torneo complicado y el equipo tenía muchas ganas de levantar algo, gracias a Dios lo conseguimos, el empuje de la gente fue importantísimo, ante un Atlas, mi alma Mater, que me sentí raro ganarles y me encantó ganar esa Copa con Morelia, me hubiera gustado haber ganado mucho más, también se jugó la Concacaf y nos eliminó Rayados, hubo algunas asignaturas pendientes con Morelia, pero me fui tranquilo y siempre tuve las ganas de regresar al club, pero no se dio”.

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments