El proyecto del ‘Fantasma’ es cultura

0
1338

Hoy, ante el grueso de la población y en el ADN de la afición del Morelia, estas leyendas son héroes.

Aún sin triunfo tangible, estos señores, que algún día fueron HÉROES en el campo de juego, hoy lo vuelven a ser en el momento más CRÍTICO de la historia para la afición futbolera en esta ciudad, en este estado.

Hoy son héroes, y no lo digo yo, lo dice la gente. Basta dar un vistazo por las redes sociales, parar un poco la oreja en la conversación callejera.

Pero… ¿Por qué son héroes si aún no han ganado nada en este desafío?

Porque dieron un paso al frente y sin dudarlo. En la antesala, durante y después del gran despojo, HAN SALIDO A DAR LA CARA POR LA GENTE. Respondieron como el pueblo espera que respondan sus referentes.

Durante los 10 días de incertidumbre desde que nació el rumor, hasta que se hizo oficial la mudanza de Monarcas, nadie dio la cara. Los dueños del equipo, la directiva, no lo hicieron. Maltrataron a los nuestros. No con su decisión de llevarse al equipo, sino con su indiferencia, con su soberbia, su poca memoria y nula gratitud.

Más de 7 mil aficionados marcharon por su equipo el domingo pasado. / (Fotos: Sergei Román).

Si hay una afición noble en el futbol mexicano, es la del Morelia. Gente que conserva sus tradiciones de ir en familia al Morelos, quizá no siempre llenando el estadio, porque a veces el espectáculo no lo valía o el bolsillo no lo permitía, pero siempre fieles. Basta recordar hace tres años cuando el equipo descendía, como fueron el jugador número 12, unidos hasta el final.

Sin embargo, en este episodio final, no hubo oportunidad para la unión. La separación fue unilateral y dolorosa. No hubo tiempo de un abrazo de despedida. Pagaron con traición a una afición que no entiende de convenios, sino de sentimientos.

Y eso que genera el futbol, no lo genera nada. Ese sentimiento de pertenencia, de unidad, de identidad, es único. Michel Platini, aquel brillante futbolista francés, mundialista, astro de su tiempo, decía que “un equipo de futbol representa una manera de ser, una cultura”.

Estos hombres, quienes hoy respaldan el proyecto que evalúa el Gobierno, no solo son parte de esta cultura, sino que son pilares, generadores de la misma. Muchos adultos que hoy son el motor de Michoacán, no reconocían el rostro del ‘Fantasma’, pero sí la silueta del festejo con la camiseta roja y amarilla tapándole la cara.

La afición los necesitaba. Mientras el aficionado era sometido, ellos levantaron la voz. Fuerte. Con un mensaje tan contundente como Figueroa y tan Franco como Darío. “Si el equipo se va, vamos a hacer todo lo posible por no dejar sin futbol a Morelia, a Michoacán”. No dudaron un segundo en hacerlo saber.

En cada entrevista en medios nacionales e internacionales, todos ellos se pusieron por delante de la afición, les demostraron que no los iban a dejar morir solos.

El programa de las Leyendas con André Marín, estremeció a la afición.

Esa voz de esperanza, en ese momento, fue un bálsamo. La HEROICIDAD se comenzó a gestar en ese instante. Hoy la gente confía en ellos, más que en cualquier otro empresario, por miedo a que les vuelvan a romper el corazón. El llamado siempre fue constante. “Fuera TV Azteca, que venga alguien que sí quiera al equipo”, ha sido por muchos años el clamor popular.

Hoy mantener esta cultura depende de estos héroes, pero la labor no solo es de ellos. Un grupo empresarial importante encabezado por Raymundo López Olvera, cuya historia de superación es inspiradora, también han apostado por trascender. Falta el apoyo del Gobierno, que tiene en sus manos la posibilidad de pasar a la historia como la administración que le regresó a los michoacanos, a su equipo de raíz. Con un proyecto sólido, autosustentable y con estas LEYENDAS, que son el corazón que aún late de un legado que ya no tiene cuerpo, pero tiene mucha alma.

La afición espera que ‘El Proyecto del Fantasma’ sea apoyado.

(Por: Marco Malvido / @MarcoMalvido).

Suscribirte
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments